Luego de los regalos de Navidad, aprender un idioma es un regalo que perdura

Navidad es tiempo de regalos. Y para los niños tiempo de juguetes aunque los adultos crean que “ya tienen suficientes”.

Sin embargo, esos juguetes que se usan y se dejan de lado con rapidez este año pueden ir acompañados de algo más duradero, algo que puede acompañar a los niños toda la vida: el aprendizaje del idioma inglés.

 

“Llevar a un niño a aprender inglés a través de la tecnología, es una inversión que les abrirá las puertas a oportunidades ilimitadas en un mundo donde el inglés es la llave de acceso universal. Hacerlo de forma atractiva, a través del mundo online, es un paso seguro de cara a los intereses de la población infantil, que se siente muy afilada con todo lo que sea digital, de hecho es una de las características de su generación (centennials)”,

sostiene Andrés Moreno, CEO de Open English y Open English Junior.

 

Así que para aquellos, padres, tíos o hermanos que quieran hacer un buen regalo después de Navidad, (además de algún juguete) existe la posibilidad de regalar un curso de inglés como el de Open English Junior, que, lejos de ser una opción aburrida, es una alternativa perfecta teniendo en cuenta está pensada para que los niños puedan acceder de una manera fácil, efectiva y divertida al aprendizaje del inglés.

 

Actualmente, las cifras del programa Colombia Bilingüe evidencian que, en el país, para el 2018 solo el 8% de los bachilleres tendrán un nivel intermedio B1 en inglés. Lo que no es un buen augurio, pues esa cifra se añadirá al 90% ya existente de bachilleres que no alcanza un nivel intermedio.

 

“La apuesta debe ser mejorar esa tendencia de niveles regulares de inglés a través de acciones cotidianas como un regalo. Invertir en un segundo idioma es invertir en las oportunidades profesionales futuras de su hijo, sobrino, hermano o nieto. Y llevarlos a hacerlo a una a edad temprana puede ser el secreto del éxito”,

agrega Moreno.

 

En este sentido, los padres saben que la educación es obviamente el mejor regalo que se le puede dar a un hijo, y un curso de inglés es una herramienta indispensable pues con él no solo se abren las puertas de todas la universidades del mundo, sino que las ofertas laborales serán más amplias en un futuro.

 

De hecho, los profesionales que más buscan los empleadores son aquellos que hablan inglés, entendiendo este como el idioma oficial de los negocios.

 

Regalar la opción de aprender inglés tiene enormes beneficios. Además de ser un regalo que los acompañará toda la vida, es un boleto directo a mejores oportunidades para el futuro. En definitiva, es una ventana a la creatividad y el aprendizaje de nuevas culturas a través de algo que significará más que un detalle de Navidad.

 

Via: Open English

Comments

comments

Nicolás Schiller

Geek, tecnófilo y amante de los videojuegos además de Cristiano, que ve a la tecnología y entretenimiento como herramientas de influencia cambio para crear un mejor mundo, más allá de un propósito de entretenimiento o utilidad.

También te puede interesar